Cerramientos y Aislamiento

La bala de paja gracias a su bajo costo y su enorme capacidad aislante es muy apta para protegernos

del frío y del calor. Para los cerramientos interiores utilizamos adobes o técnica de tierra con poca paja (encestado), para garantizar masa térmica y transpirabilidad.

Los aislantes para la cubierta (corcho, lana de oveja, papel reciclado, viruta de madera, balas de paja) permiten unos coeficientes muy por encima de las normas del código técnico.