Lagar y Molinos del Valle del Genal

Con motivo y excusa de arreglar e incorporar un techo provisorio en un lagar antiguo de un vecino, para que sus cabras pasen un invierno caliente y hogareño, hemos decidido averiguar un poco sobre como, cuando y el porqué estas construcciones abundan tanto en el Valle del Genal.

IMG_3684

Un poco de historia; desde la Edad Media hasta finales del siglo XIX las laderas de los montes de Málaga estuvieron sembradas de extensos viñedos que llegaron a ser exportados y tuvieron fama internacional por sus pasas uvas y sobretodo los vinos dulces… Este territorio originario de encinas, alcornoques y quejigos, donde con el tiempo los viñedos y olivares cogieron su espacio, fue fructífera hasta la aparición de la plaga de filoxera en 1874, a través de la importación de cepas procedentes de América resistentes al oídio (un hongo parásito especialmente de la vid), que estaba causando muchos problemas en toda Europa. Fue la importación de la variedad Isabela, originaria de USA, muy resistente al anterior hongo-parásito pero vulnerable a la filoxera, la causante de la propagación de la plaga más que la expansión natural del insecto, como paso por ejemplo en Girona procedente del territorio francés.

Una vez entrado la plaga en el territorio se propagó con suma facilidad aislando sin remedio las cosechas vinícolas. El campo se arruinó, la filoxera supuso la caída de la producción vinícola, la disminución de las operaciones comerciales, descenso general de la demanda y consumo, y tras ella vino la emigración de los agricultores de la zona a otras partes tanto del extranjero, como de España, como a la costa malagueña donde las instituciones públicas apostaron por el turismo.

El cultivo se recuperó años después con la plantación de vides americanos resistentes al parásito y su posterior injerto de la uva moscatel para reconstruir este tipo de vinos, aunque ya fuera tarde para muchas familias.

Para saber un poco más fuimos en un lindo día de senderismo/excursión al museo Etnográfico de Benalauria, pueblo vecino al nuestro, a saber más sobre el tema y relacionados. Reconvertido en museo el año 1993 es un antiguo molino clausurado en 1965 que no conoció ni luz ni agua. Dentro, pudimos conocer un par de lagares pues el molino alternaba la prensa de aceitunas y de uvas. Como las dos muelas troncoconicas del molino rompedor, que machaca la aceituna por el peso de las piedras, o la reina del museo, el cual todo el antiguo molino está organizada en torno a ella, la prensa de viga y quintal; con una imponente viga de castaño de 12 metros.

 

La ley física de palanca con la que se fundamenta la prensa viene usándose desde la Edad del Hierro, se ejerce fuerza en un extremo para transmitir presión en el otro, estando la viga en posición horizontal y apoyada sobre la lavija y el quintal, se hacia girar el husillo por medio de las bigarras, para que la cabeza de la viga subiera vasculando, se pone un trabón de seguridad, para evitar que la viga pueda descender, momento de formar el cargo, rellenando los capachos con la masa resultante de moler la aceituna, instante en el que se retira el trabón de seguridad y se gira el husillo en la dirección opuesta hasta que la viga deja de estar en contacto con la lavija, estará en posición horizontal de nuevo y apoyada en el cargo y en el quintal. A continuación girando el husillo se hacía que despegara el quintal del suelo, y gracias a la acción de la gravedad, el peso de la viga más el peso del quintal, cedía el cargo de los capachos, ejerciendo sobre el una presión lenta y continuada, cuando el quintal tocaba el suelo el aprieto se consideraba concluido, a partir de entonces las operaciones eran reiterativas. Cabe destacar que en este proceso, del resto de las pulpas, huesos, agua y cosas residuales que quedan se obtiene el aceite de orujo, eso si, con disolventes químicos, antiguamente este aceite no se usaba para cocinar ni freír si no para limpiar, y un largo, etc.

De ahí solo quedara decantar, se añade agua y tanto esta como los sedimentos solidos que contiene la aceituna se van depositando en el fondo y el aceite flota en la superficie.

Como curiosidad mencionar que entre varios utensilios agrícolas se podía observar un depósito oculto utilizado para contrabando en tiempos de dictadura y así poder escapar de los recaudadores de impuestos…

Para finalizar nos gustaría agradecer de todo corazón a los vecinos de la comarca como al museo Etnográfico de Benalauría por sus saberes, paciencia y enseñanzas, especialmente a Pepe, responsable del museo.

Os dejamos, a seguir, fotos del techo provisorio para protección del lagar y abrigo en invierno para las cabras. Hicimos los durmientes con vigas redondas sobre las paredes y los pares con 9 vigas paralelas de 7 metros, cada viga era compuesta de 2 vigas empalmadas. Como encaje hicimos una caja en los durmientes y atornillamos los pares. Luego se utilizó una lona reciclada de un anuncio de outdoor para tapar el techo

Saludos,

«El  Caminante Contemplativo».

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s